“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”, es un viejo dicho del filósofo chino Confucio. Así pasa con Sebastián Cano, se considera un enamorado su carrera, un apasionado de su profesión. Es un influyente en la formación de futbolistas venezolanos, que se encuentra con la ambición de mejorar y seguir creciendo en su carrera como profesional, con el sueño de ver a un jugador de Venezuela triunfando en la élite de Europa. Es el representante de Josef Martínez, Yeferson Soteldo, Yordan Osorio, Samuel Sosa por nombrar algunos.

Pregunta.- ¿Cuál es la función de un representante?

Respuesta.- Es una pregunta que tiene una generalidad bastante amplía que es difícil responder con una sola característica, pero en resumen, el acompañamiento deportivo y legal del jugador de su carrera como profesional o amateur.

P.- Aparte del nombre del equipo a dónde va el jugador, ¿qué más se estudia a la hora de un traspaso?

R.- Es muy importante el tema familiar, se estudia el país, la ciudad, también se estudia el estilo de juego, si es símil con el jugador. Aunque en los últimos diez años, los traspasos se han hecho más puros. Un club que está interesado en un jugador y éste tiene un comportamiento adecuado, siempre va a tener su posibilidad de jugar.

En ese sentido, para el ánimo del jugador lo más importante es jugar y que su familia esté en un lugar tranquilo, y nosotros vamos de la mano con ese detalle, porque tenemos buena relación con los familiares, ya que los conocemos desde que eran unos niños.

P.- ¿Qué necesita un futbolista profesional a la hora de comercializarlo?

R.- Necesita tiempo para poder construir a un atleta de alto rendimiento. Si lo construyes con todos los adjetivos que conlleva, a la hora de comercializarlo es mucho más fácil. Eso tiene que ver con su conducta cognitiva de vida, con su cultura general, con su comportamiento, con su amplitud, con su manera de ver su vida, su enfoque. Eso es algo que no se compra. Ese ADN que tiene nuestra compañía diferente a la hora de poder invertir la mayor cantidad de tiempo a un joven o a un talento para convertirlo en un talento de alto rendimiento.

P.- ¿Con cuántos scouts cuenta la agencia y que trabajo desempeña cada uno de los integrantes a la hora del trato de los jugadores?

R.- Nosotros tuvimos una alianza estratégica con la gente del Udinese, quizás fueron en las últimas décadas las personas más especializadas con el tema del scouting. Tuve muchos viajes después de la venta de Darwin Machís, ya que fuimos los primeros agentes de Darwin. Lo vendimos al Granada, pero el negocio se hizo a través de la familia Pozzo.

Ahí hice muy buena amistad con Gino, el hijo de Giampaolo Pozzo, dueño del Udinese, y me permitieron acceder al departamento de scouting. Después de eso, lo trasladamos a la escuela y a nivel nacional (Venezuela). Tenemos gente de manera confidencial por todo el territorio.

P.- ¿Cómo se organiza a nivel regional y nacional?

R.- Tenemos buenas relaciones con la mayoría de clubes venezolanos. Todos conocen nuestro trabajo. En los últimos 15 años hemos tenido los mejores juveniles de la regla. Muchos de nuestros futbolistas, que los trabajamos muy pequeños, se han convertido en los mejores juveniles.

P.- ¿Cómo consideras que debe ser el manejo de redes de los jugadores?

R.- Eso ya se está institucionalizando. En muchos clubes ya hay reglas, sobre todo en los equipos grandes, en donde los jugadores tienen unos parámetros para colocar una información, antes o después de cada partido. Prácticamente lo que enseñas en las redes sociales es lo que eres en tu día a día. Eso repercuta mucho en un club grande en escogerte, porque al final, si terminas cometiendo errores en tus redes, te pasa factura. Por ejemplo, en el Aberdeen, donde juega Ronald Hernández, 24 horas antes y 24 horas después de un partido no puedes colocar ningún tipo de información en tus redes sociales.

P.- ¿Cómo es el manejo de jugadores en tiempo de crisis?

R.- No lo tomo como una crisis, es una pandemia mundial que debe ser tomado con mucha paciencia, precaución y responsabilidad. La crisis más difícil es cuando el jugador no juega. Siempre he pensado que un atleta de alto rendimiento con una mentalidad fuerte, va a jugar. Uno de los anhelos más grandes que tengo, es ver a un futbolista venezolano día a día con regularidad en un equipo top-10 del mundo.

El futbolista debe tener autocritica de por qué no juega. Cuando hay mucho talento y hay rebeldía, surgen algunos inconvenientes con los técnicos y con la dirigencia, entonces te ponen a un lado. Ese es el manejo más difícil. Eso lo manejamos nosotros con muchos viajes, acompañando a nuestros futbolistas de la mejor manera posible, llegando a conclusiones, retomando el camino correcto, para que el jugador entienda los errores que se están cometiendo y así poder destrabar esa situación para que el jugador tenga los minutos que espera y que pueda demostrar su talento.

P.- Cuando haces un contacto con un jugador y tiene contrato vigente con otro agente, ¿cómo se lleva para que firme luego con usted?

R.- Casi todos los jugadores que son representados por nosotros, jamás tuvieron agentes. Agarramos a jugadores muy jóvenes. Nosotros no hemos firmado nunca un jugador que haya tenido contrato vigente con otro agente; primero, no la necesitamos y segundo preferimos siempre agarrar nuestros jugadores desde nuestra propia granja (Secasports). Lo vamos llevando poco a poco, ya que un jugador que tenga contrato firmado, eso conlleva unas demandas.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 14 =